4 Claves para conocer al Cliente@2033

4 Claves para conocer al Cliente@2033

Somos conscientes de que el escenario ha cambiado, por lo que las reglas del juego también, tras el informe del nuevo cliente@2033 publicado por ICEMD-ESIC, sabemos que aparecen nuevas oportunidades en la forma de gestión y relación con el cliente. 

El cliente es digital. Un cliente cada vez más exigente, con capacidad y necesidad de influir. 

El cliente digital plantea nuevos retos, ahora ( más que nunca ) es inevitable comprender cómo debe ser la relación con él, conseguir y disfrutar de su confianza y asegurar la competitividad en el mercado. Sin darnos cuenta de que, todo esto está forzosamente relacionado entre sí. La clave: Entender al cliente.

1. Proximidad sí, pero sin entrar en su espacio vital.

Los consumidores están cada vez más conectados a la Red, las empresas deberían ser conscientes de esto y pararse realmente a seleccionar con mucho detenimiento qué están comunicando, ya que las comunicaciones masivas pueden desbordar al cliente digital consiguiendo efectos contrarios a los esperados.

El cliente digital de hoy empieza a demandar una mayor personalización en la atención, desea ser atendido cuando lo necesite y en el medio digital se rompen las barreras existentes. El reto es estar cerca del cliente, a pesar de la distancia, y hacerle parte de la cultura de la marca, comprendiendo a la vez,  cómo es la experiencia del cliente en relación a la marca. 

2. Conocer al cliente, pero preguntando lo mínimo posible

Aprovechar toda la información posible, es fundamental para tener una relación sana con el cliente digital. Esta información es un bien muy preciado que deberá explotarse con mucha precisión y exhaustividad, pues la cercanía con el cliente estará en los esfuerzos realizados para conocerle, más que en qué preguntarle para satisfacerle. 

Estamos ante un cliente orientado al consumo de experiencias, que conoce perfectamente sus demandas pues el cliente digital está y estará más informado, podrá acceder a las opiniones de los demás de una forma más universal y tendrá más claro qué es lo que desea y cómo se lo deben proporcionar.

3. La nueva oficina, es la calle

La lejanía respecto al cliente que muestran algunas empresas hoy no será viable en un futuro próximo. La oficina estará en la calle y será clave de éxito no solo conocer el medio, sino relacionarse con él e integrarse en el mismo. 

Si no se conoce la realidad contextual del cliente digital, un cliente con mucho más poder, que sabe cómo, cuándo y dónde quiere sus demandas, lo único que se tendrá, es confusión, a la hora de satisfacer sus exigencias.

4. El cliente es todo y todo son los clientes

El cliente ocupa un papel protagonista en la cadena de valor  y esto ha  provocado que deba ser tratado mejor. Estamos ante consumidores más interrelacionados, proactivos a la hora de opinar y dispuestos a actuar.

Tenemos que comprender que las posiciones entre empresa-cliente se igualan y las relaciones son más directas, por lo que saber qué es  necesario para entender y complacer a un publico objetivo colectivo debe integrarse en todas las agendas. Es básico y necesario, ganarse la confianza y establecer una relación de respeto mutuo sostenible en el tiempo.

De modo que, respecto, confianza, transparencia y comprensión son palabras claves que marcarán la relación entre empresa-cliente. Esta nueva relación, aunque puede significar nuevos retos para muchas empresas, personalmente para mi, es algo que nunca debería haberse perdido, gracias era digital!!!

Mahalo Nui!

Añadir nuevo comentario