Tener una estrategia digital VS “estar” en internet

Tener una estrategia digital VS “estar” en internet

Estar en internet es necesario, pero ya no es suficiente. 

Todo sigue evolucionando a pasos de gigante y vemos que muchas empresas no distinguen bien el concepto ya que una cosa es estar visible en internet y otra tener una estrategia online. 

Una estrategia online te da una visión, una concepción global de la empresa de dónde estas, hacia dónde quieres llegar y cómo llegar.

Cuando hay una estrategia online, todos los departamentos, empleados e iniciativas tienen un mismo objetivo, una implicación guiada y una dirección que los lleva hacia la consecución de sus objetivos, que en este caso, podría ser: mejorar la experiencia del cliente en los canales online; creando de esta forma una buena imagen de marca y un buen posicionamiento. 

Una estrategia online se desarrolla de igual manera que un plan de negocio o un plan de marketing, aunque en este caso debería partir de una página web y/o la tienda online optimizadas y ha de ser visible en la red, esto es, posicionamiento, el cual se consigue con SEO, SEM y contenidos de calidad, importante también tener una buena gestión de las redes sociales. 

Para desarrollar una estrategia digital, hay que definir los objetivos e identificar al público objetivo al que se dirige la empresa, saber cómo llegar a él, sobre todo tener claro el canal a través del cual conectar con tu cliente objetivo. No es lo mismo un cliente de 70 años, que un joven de 17 años, cada uno usará canales distintos.

En la estrategia digital se contempla la multicanalidad, teniendo en cuenta la experiencia del cliente y el público objetivo. No se trata de abrir el máximo número de canales posibles para que el consumidor pueda elegir, sino de dejar que sea el cliente el que utilice el canal que más le convenga. Muchas empresas se esfuerzan mucho en llevar a los clientes a un determinado canal sin que el cliente llegue a tener una ventaja significativa frente a otro canal tradicional. 

Pero lo cierto es que cuando hablamos de multicanalidad surge un canal relativamente nuevo que ha llegado para quedarse, el móvil. Las estrategias de marketing están cambiando gracias a la tecnología y a la forma de actuar de los clientes, integrándose perfectamente la estrategia digital en el mundo off-line para mejorar la experiencia de cliente, que es el que manda.

Apuesta por una estrategia digital y no te conformes con “estar” en internet, cada día estamos más peces en el mismo océano.

Añadir nuevo comentario