África, la cuna… ¿del marketing?

Si esperabas un artículo que te dijera que el marketing tal y como lo entendemos hoy en día lo inventó Philip Kotler, o un artículo que te cuente que el primer anuncio de TV se realizó en 1941... te vas a llevar una decepción.

No pienso hablarte de las diferencias entre el outbound y el inbound marketing, la burbuja de las punto com, o de los 10 principios del marketing, porque para eso ya está Wikipedia.

Quiero hablarte de la verdadera esencia del marketing. Quiero hablarte del marketing que entiende de anuncios en la tele y de banners en internet. El que entiende de puestecillos en el rastro y de cleenex en los semáforos. Si, es así… El verdadero marketing sabe ligar en una discoteca y pedir un aumento a tu jefe. Porque el marketing no es solo anuncios. 

Vayamos a la definición de marketing (no os durmáis): “es el proceso social por el que los individuos satisfacen sus necesidades al intercambiar bienes o servicios”. Sí, habéis leído bien. 

 

Social. 

 

Necesidades. 

 

Intercambio.  

 

Y es que el marketing está presente en todas las facetas de nuestra vida. Está presente siempre que cubrimos nuestras necesidades a base de obtener lo que necesitamos de otra persona, y para esto podemos remontarnos tan lejos en la historia como queramos. Tan lejos como para pensar en los primeros homínidos hace al menos 5 millones de años.

Olvida por un segundo todas las técnicas que has leído en los libros de marketing, todos los procesos que has tenido que memorizar, los diagramas, los powerpoints, los briefings… 

Debemos reencontrarnos con el alma del marketing y en definitiva, con el alma de la existencia humana. Debemos hacer un viaje que haga que volvamos a ver el mundo con nuestros propios ojos sin filtrar y analizar lo que vemos con todas las teorías marketinianas que aparecen en los manuales.

Os hablo desde la propia experiencia ya que nuestros amigos de Hisia Safaris nos hicieron recuperar la ilusión, nos reinventaron,  nos devolvieron la creatividad, la originalidad… en definitiva:  nos hicieron renacer. 

Con este post desde Hablando de Marketing queremos en primer lugar agradecer a Hisia Safaris su espectacular trabajo y dedicación. Y por supuesto queremos invitaros a que vosotros también hagáis un viaje a la cuna de la vida, un viaje que trascenderá lo espiritual y os nutrirá como personas y como profesionales. 

Buzoneo Valencia (no verificado) hace 2 meses pensó que:

Totalmente de acuerdo Fran, el marketing está presente en todas las facetas de la vida. Hay que sabe emplearlo tanto dentro como fuera de la jornada laboral. Enhorabuena por el post, saludos!

Buzoneo en Madrid (no verificado) hace 3 semanas pensó que:

La verdad es que por lo que comentas tiene que ser una experiencia inolvidable. Gracias por la recomendación!

Añadir nuevo comentario