Una mirada al BTL

Que es el BTL en Marketing, ejemplos

Algunas de las formas de comunicación que utiliza una marca para llegar a sus consumidores incluyen radio, televisión, medios impresos y OOH (Out Of Home). Estos medios tradicionales son conocidos como ATL (Above The Line) y van principalmente dirigidos a audiencias masivas.

Aun son de gran importancia en una estrategia de medios, sin embargo con el paso del tiempo su efectividad se ha visto disminuida. Hace tan solo 20 años, un publicista podía llegar al 80% de la población objetivo con tres comerciales. Hoy en día, para llegar al mismo resultado, se requiere alrededor de 150 publicaciones.

La cantidad de avisos publicitarios, así como sus precios elevados han generado un declive en el poder de los medios tradicionales. Aunque su selección depende de objetivos específicos, necesidades, presupuesto y targets, las compañías han comenzado a migrar a un concepto que permite ser más creativo y recursivo.

Es así como surge la necesidad de implementar marketing no convencional, segmentado y directo. Este hace parte de las comunicaciones BTL (Below The Line), estrategias enfocadas en nichos de mercado que ayudan a entregar un mensaje mucho más personal y pertinente a la audiencia.

En la medida en que los consumidores han sido “bombardeados” con más y más mensajes, canales y opciones publicitarias, ser diferente es más importante que nunca.

La atención se debe ganar, es por esto que las compañías buscan darle manejo a sus marcas creando campañas basadas en experiencias inolvidables donde el usuario se involucre, disfrute y se sienta importante.

Los publicistas/marketeros estamos llamados a romper el esquema, saliéndonos de la caja de comunicaciones tradicionales y sorprendiendo al consumidor con algo con lo que quieran interactuar, mirar y compartir. Eso implica aproximarse a la publicidad desde un ángulo diferente, tomando riesgos y no haciendo las cosas que están probadas “funcionan.”

¿Cuál es tu campaña de BTL favorita?

¡Compártela con nosotros!