El gran campeón del mundial de fútbol: Adidas.

Hace unos días estaba viajando en el subterráneo en mi país, luego que Argentina y Alemania estén en la final del mundial de fútbol, y sucedió algo interesante. Aquí en Argentina es algo muy común la venta ambulante o, incluso, los artistas ambulantes. Ese día entró uno de estos artistas al vagón y comenzó a toca con su guitarra “Brasil, decime que se siente” un tema de moda en este momento en mi país. Lo que me dejó pensando que todos se suman al mundial para conseguir algún beneficio. 

Dejando la anécdota de lado, me quedé pensando en quién es el campeón de la copa del mundo de Brasil 2014. La respuesta fue casi inmediata una vez que vemos quienes llegaron a la final Argentina y Alemania, dos equipos en los que Adidas es el sponsor oficial. En la larga competencia entre Nike Football y Adidas, esta última acaba de ganar el mundial. Simplemente porque dos de los siete equipos en los que pone dinero serán el mayor espectáculo en lo que a este deporte se refiere. Para colmo de males, Nike quedó en tercer y cuarto lugar con Brasil y Holanda, equipos dónde es sponsor.

En el mundial de 2010, según estadísticas de la FIFA, 700 millones de personas vieron la final. Para Brasil 2014 se espera que esa cifra crezca todavía más. Entonces Adidas tiene la atención de, al menos, 700 millones de espectadores a nivel mundial en sus camisetas y pelotas. Su marca aparecerá en los 22 jugadores de la cancha y en las pelotas Adidas Brazuca (pelota oficial del mundial) durante 90 minutos (o tal vez más) para toda esa audiencia. Con estos números, aproximados, podemos dar por vencedor a Adidas en el mundial de marcas, dejando no sólo a Nike atrás, sino que en tercer y cuarto puesto. 

Para sumarle más cosas a favor, según datos de Adidas, ya se vendieron 8 millones de camisetas de futbol de las selecciones dónde ellos son sponsors, dónde una de cada cuatro son de la selección alemana. Sus ingresos este año ya superan los 2.700 millones de euros y todavía tienen la “suerte” de que Argentina o Alemania sean campeones del mundo y eso aumente más las ventas de sus camisetas y equipos de fútbol. 

Todo esto me parece que nos tiene que dejar una lección importante. Todo gran evento debe estar estratégicamente pensado para la marca. Dejando de lado problemas como el de España, dónde Adidas sufrió que el último campeón del mundo haya dejado el mundial tan temprano. Pero son cosas del juego en sí eso y la marca no las puede prever. Y, por otro lado, pensando en marcas más pequeñas, todos podemos hacer algo para sumarnos. Estoy seguro que ese artista ambulante ganó más dinero en ese vagón haciendo ese tema que en otros días dónde no había mundial. Las PYME deben tener en cuenta acontecimientos importantes para sumarse y hacer un poco de branding con promociones o descuentos.  

Añadir nuevo comentario